El proceso de trabajo

La pintura mural

La pintura mural transforma y decora espacios de un modo único. Puede ampliar o reducir el espacio aparente de una estancia, crear transiciones o rupturas en los ambientes, unificando o dividiendo de forma virtual, destacar un elemento o volverlo invisible.

Además, te ayuda a hacer más cálido y personal un espacio de un modo inimitable, puesto que la imaginación de los artistas puede hacer que las paredes tengan aquellos elementos que no existían o plasmar aquello que estaba en tus recuerdos o tu imaginación.

La pintora Carmen Martín tiene un amplio catálogo con todo tipo de trabajos de pintura mural y una larguísima experiencia tanto en pintura (retrato, desnudo, paisaje, bodegón…) como enilustración, por lo que es capaz de plasmar cualquier tema de una manera bellísima y eficiente. Y lo mejor de todo, con un proyecto totalmente nuevo cada vez, personalizado y a medida. Pocos muralistas hay más profesionales, versátiles y capaces. Y probablemente el presupuesto te parecerá sorprendentemente ajustado.

¿Cuáles son las fases del trabajo?

TOMA DE CONTACTO

En un primer momento Carmen conversa con sus clientes para dar forma al proyecto. Extensión y tipo de mural deseado, características del lugar (interior-exterior, iluminación, vanos, medidas…) y demás características técnicas/materiales para poder hacer un presupuesto.

 

DAR FORMA A LA IDEA

A partir de conversaciones telefónicas/por internet/en persona se esboza la idea del mural.

 

INICIO DEL PROYECTO. PASOS PREVIOS
Una vez confirmado el proyecto Carmen se dedica a preparar bocetos y a documentarse sobre el tema elegido (por ejemplo, los paisajes chinos). Esta es una fase importante del trabajo y en algunos proyectos lleva más tiempo que la propia pintura.

 

INICIO DEL PROYECTO. PREPARACIÓN IN SITU
Una vez preparadas la paredes (tarea que suele correr por parte del cliente aunque también podemos subcontratarla) se cobra la mitad del presupuesto (o la parte establecida) y Carmen se desplaza al lugar donde el mural será pintado. Allí Carmen se provee de los materiales necesarios. Carmen suele presentar bocetos de cada parte del mural antes de comenzar, y en todo momento -a menos que se haya pactado lo contrario- se puede supervisar el avance.

 

PINTURA
Carmen Martín es una pintora extraordinariamente rápida en su trabajo de pintura mural. Para hacernos una idea, una casa de unos 120 metros cuadrados puede llevarle un mes de trabajo como media.

Nam nisl porta rhoncus aliquam

Morbi consectetur cras platea ornare laoreet sollicitudin cubilia, primis tortor eu et molestie ut class, habitant suscipit dapibus cursus consequat quisque.

Porta interdum massa